Rehabilitación de casa colonial. Rois 2014

La propietaria de esta casa ya tenía un proyecto para reformarla, mediante el vaciado de los muros exteriores y reconstrucción interior mediante forjados de hormigón y con una distribución convencional, redactado por otro arquitecto.

Nos ofrecimos a asesorarla antes de iniciar las obras y cuando visitamos la casa nos dimos cuenta de que aquel proyecto era impersonal, despreciaba el espíritu y la historia de la casa, incluso podía echar a perder las emociones que cualquier casa antigua transmite a lo largo del tiempo a las personas que en ella viven.

La estructura de madera estaba en perfecto estado, con vigas de pinotea que podían ser recuperadas y restauradas. Le convencimos para que desechara aquel proyecto y le hicimos uno nuevo, manteniendo toda la estructura, incluso la distribución interior, con pequeños ajustes para mejorar las condiciones de habitabilidad y confort.

Saneamos la estructura y las paredes, mantuvimos la mayor parte de las particiones interiores, cambiamos la carpintería por otra nueva, también de madera. Pero lo más importante, hemos conseguido mantener las emociones familiares, el espíritu de la casa, y pese a una mejora sustancial de los materiales interiores, la casa parece no haber sido reformada.

Y algo muy importante: conseguimos que ahorrara más de la mitad de lo que le costaría aquella vieja reforma que le habían diseñado.

Arquitectos

  • Carlos Henrique Fernández Coto
  • Andrés Patiño Eirín
  • José Manuel Gallego Fernández