Casa del lago_Abegondo (A Coruña) 2001

Cuando en Galicia se habla de una casa de piedra (granito) a todos nos viene la imagen de una casa cuyas fachadas son de piedra (granito).

En esta casa, es todo al revés, el muro de piedra es interior, es la esencia y la estructura de la casa. Hemos diseñado un muro más largo que la propia casa, pero no un muro macizo, ya que en determinados lugares aparecen huecos que conectan los distintos espacios interiores para generar una sensación de amplitud, distrayendo sobre la propia forma de tubo. Es ese muro de piedra el que genera los espacios habitables.

Es como la traza que indica la orientación, la estructura que fija la vivienda en el terreno. Pero aparte, el muro de piedra es el muro de carga sobre el que se apoya el tejado, el elemento que distribuye los sinuosos recorridos que se pueden advertir dentro de la casa, causando sorpresas, diversidades, vidas distintas. Una casa contra el aburrimiento.

Arquitectos

  • Carlos Henrique Fernández Coto